Saltar al contenido

7 maneras de pagar menos impuestos: una guía para su empresa ahorrar

Sabemos que, lamentablemente, la alta carga tributaria ha perjudicado muchos negocios. Sus altas tasas hacen que la empresa se limite financieramente para realizar nuevas inversiones, pues cuanto más el negocio crece, más crecen también sus impuestos.

Por eso, es necesario que usted aprenda a pagar menos impuestos. En este post, usted tiene una guía para ahorrar en su empresa, disminuyendo los costos con impuestos.

1. Hacer una planificación tributaria

El primer paso para que usted pueda pagar menos impuestos es programar. Haga una planificación tributaria de su empresa, teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

  • la expectativa de ingreso bruta o facturación del emprendimiento;
  • sus gastos de funcionamiento y con el personal;
  • su margen de beneficio;
  • el historial de la empresa (a fin de comprobar si hubo una recaudación de impuestos indebidos).

Esta información también permite que su empresa ejerza sus actividades de una manera más segura y genera así una economía para el negocio.

A partir de estos datos, usted ya puede definir cuál es el mejor régimen de tributación para su negocio, que puede ser el Simple Nacional, el Beneficio Real o el Beneficio Presumido.

 

2. Ajuste su empresa adecuadamente

Hecho la planificación tributaria, es hora de evaluar qué encuadramiento fiscal se ajusta mejor al perfil de su empresa. Veamos ahora cada uno de ellos:

Simples Nacional

En el caso de los pequeños emprendedores, el Simple Nacional posee menores tasas de impuestos y proporciona una mejor organización en los tributos de la empresa, teniendo en cuenta que todos los impuestos se pagan en una única guía, la cual llamamos DAS (Documento de Recaudación del Simple Nacional ).

Para encuadrar a su empresa en ese régimen, es necesario que tenga una recaudación anual de, como máximo, 3,6 millones de reales.

Beneficio Presumido

Este tipo de tributación será determinado por la base de cálculo de la CSLL e IRPJ, y puede ser adherido por empresas que están obligadas a adecuarse al régimen del beneficio real.

Aquí, el margen de beneficio ya es prefijado por ley. Si la empresa tiene un margen de beneficio superior, los valores recaer sobre el margen que se prefijó. Ahora, si el margen de beneficio es menor a la prefijada, el cálculo recaerá sobre el margen presumido.

Ganancia Real

El beneficio real está indicado para grandes empresas, en las que el beneficio neto debe ser superior a 48 millones de reales al año.

La alícuota llega al 9,25% sobre la facturación de la empresa, sin embargo, la gran ventaja es que las recaudaciones para PIS y COFINS son acumulativas. Es decir, es posible realizar el descuento de créditos en algunos factores.

 

3. Organice y evite retrasos

En una empresa desorganizada, es muy común que haya retrasos en los pagos - o peor, la negligencia en la aprobación de la gestión de los impuestos. Esto se considera como evasión fiscal, y trae el riesgo de que su empresa sea procesada junto a la Vara de la Hacienda Pública.

En ese caso, el juez podrá determinar:

  • el embargo de bienes;
  • subasta de los bienes embargados;
  • bloqueo de las cuentas bancarias;
  • o la deuda puede recaer sobre los propietarios y socios, si la empresa no tiene bienes suficientes para suplir la deuda.

Además de los altos intereses que deberá pagar a la autarquía acreedora, usted también deberá cubrir los gastos procesales, que incluyen gastos de la oficina y subastador (si el bien embargado es llevado a subasta).

Debido a todo esto, para ahorrar y saber cómo pagar menos impuestos, es esencial que todo esté detalladamente organizado. Sólo así será posible evitar retrasos en los pagos de los impuestos.

 

4. Analice los incentivos fiscales

Antes de finalizar el año fiscal, es interesante que usted analice cuáles son los incentivos fiscales existentes que pueden beneficiar a su empresa.

El incentivo fiscal tiene por objeto traer más desarrollo económico para determinada región y, para que eso ocurra, los municipios ofrecen una reducción en los impuestos. Sin embargo, para lograr ese incentivo, usted necesita hacer algo que contribuya al desarrollo de la región o apoyar programas de responsabilidad social.

Ahora, si su empresa se encuentra con impuestos atrasados, póngase en contacto con la autarquía acreedora y verifique si ya está disponible el REFIS.

REFIS es un programa que incentiva a las empresas a efectuar el pago de sus impuestos atrasados ​​sin intereses y, generalmente, está disponible una vez al año.

 

5. Reduzca su pro-laboral

Lo ideal es que usted pueda definir un pro-labore que esté exento de Impuesto a la Renta.

Sumando todos estos descuentos, el valor a ser disminuido de su pro-labore puede llegar hasta el 48%! Para disminuir ese abatimiento, es necesario que usted reduzca su pro-labore. Para fines de seguridad, el valor mínimo de pro-labore es del salario mínimo en vigor, pues no se recoge contribución con valor por debajo de ello.

Es posible, así, hacer una distribución del dinero restante en forma de ganancia. Usted puede aumentar las retiradas mensuales de beneficio, que son libres de IR para la persona física.

Contundo, esto se indica sólo si hay ganancias acumuladas. Al final, la distribución anticipada de beneficios puede caracterizar el pago disimulado de salarios, y complicar la situación de la empresa con el fisco.

 

6. Considere dividir su empresa

Otra opción interesante de tener en cuenta es la división de su empresa. Para ello, repita en su estructura empresarial, haciendo una división de cada sector, para que cada uno de ellos sea responsable de su propia producción.

Si usted tiene un centro automotor, por ejemplo, donde se realiza la venta de automóviles y el mantenimiento de los vehículos, usted puede dividirlo en dos. Una en el propio segmento de ventas, y otra en el seguimiento de prestación de servicios.

Por lo tanto, todas las divisiones de la empresa puede optar por el régimen fiscal que sea más interesante para ella - lo que ayudará a  reducir su carga fiscal.

 

7. Esté atento a las recuperaciones tributarias

La recuperación tributaria consiste en la recuperación de impuestos, contribuciones y tasas que se pagan indebidamente al Gobierno. Por eso, para garantizar esa recuperación de tributos, es necesario que la empresa esté atenta a los créditos a los que tiene derecho.

Es necesario que usted haga un levantamiento de todos los tributos pagados indebidamente, corrigiéndolos monetariamente. Después de ese levantamiento, será necesario que usted entre con un procedimiento administrativo - o, en último caso, judicial - para hacer efectiva la recuperación del tributo.

Ante todo eso, para conseguir disminuir sus costos con impuestos es esencial que usted tenga un contador eficiente y de confianza. Es ese profesional que tiene un amplio conocimiento en el área, pudiendo ayudar a traer una reducción de impuestos significativa a la hora de hacer su declaración de IR.

 

Como hemos visto, es posible pagar menos impuestos dentro del marco legislativo sin cometer ningún crimen. Siguiendo estos consejos, usted consigue garantizar una mayor libertad financiera para su empresa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *